Según los encuestados, las tres principales reservas sobre la adopción de criptografía son la falta de comprensión y educación, las preocupaciones con respecto a la seguridad y la desconfianza general. Por otro lado, las principales razones para poseer la criptomoneda son el potencial tecnológico, la promesa de privacidad y, a la inversa, la seguridad.

Como Cointelegraph informó a principios del mes en curso, la firma de gestión de activos con sede en Estados Unidos Fidelity Investments publicó los resultados de una encuesta que muestra que el 22% de los inversores institucionales ya poseen activos digitales.

A fines de abril, otra encuesta afirmó que el 11% de la  población estadounidense posee la mayor  criptomoneda , bitcoin ( BTC ).